¿Es el homestay lo mejor para tu curso de idiomas en el extranjero?

Homestay o Host Family, Residencia, Hotel, Apartamento… seguro que has oído acerca de todas estas opciones. Pero ¿cuál es mejor?

Aquí una pequeña guía que te ayudará a tomar la decisión adecuada a la hora de salir a buscar tu curso:

Cuando se habla de tipo de alojamiento para cursos de idiomas en el extranjero, aparecen sobre todo dos grandes posibilidades; Homestay/Host Family o Residencia. Sin embargo, lo primero que hay que matizar es que hay algunos programas que ofrecen la posibilidad de hospedarse también tanto en hoteles como en apartamentos privados. Te recomendamos consultar primero con tu agencia todas las posibilidades ofrecidas en cada caso particular.

Una vez sepamos las diferentes opciones que podemos escoger, toca pararse a pensar durante el tiempo que sea necesario qué tipo de persona somos y, sobre todo, qué tipo de inmersión queremos tener. Esto es, por ejemplo, si somos personas extrovertidas que quieren focalizar su aprendizaje en base a la socialización con todo tipo de estudiantes de diferentes países o, si por el contrario, somos personas más bien tranquilas que quieren tener un aprendizaje lo más cerrado y académico posible.

 

DIFERENCIAS ENTRE HOMESTAY , RESIDENCIAS Y APARTAMENTOS/HOTELES


  – Alojamiento en familia:

Quizás el más común y conocido. Referido en inglés como “homestay” o “host – family” consiste en que una familia autóctona  acoge en su hogar al estudiante. Generalmente incluye el desayuno y la cena y, en el caso de los más pequeños, en ocasiones también el transporte hacia la escuela. El homestay ofrece al alumno una inmersión cultural mucho más profunda. No sólo se adopta la lengua de los propietarios de la vivienda, si no sus costumbres. Es decir, si por ejemplo has decidido ir a Inglaterra, lo más seguro es que hablarás un inglés más british, te moverás sobre moqueta y cenarás a la 18:00h de la tarde.

Dependiendo de tu edad tendrás más o menos libertad fuera de la casa, pero siempre sabiendo que estás en el hogar de otras personas, por lo que debes ser tú el que te adaptes a ellos y a sus horarios  y no al revés. Este es un método magnífico para sacarle un partido total a tu curso en el extranjero, no sólo aprendiendo el idioma, si no poniéndolo en práctica en un entorno real del que pasarás a formar parte de manera activa. Además, suele ser el método más económico. En ocasiones, pueden coincidir en la casa más de un estudiante.

 

Alojamiento Homestay en Canadá

 – Alojamiento en residencia: 

Aquí existen varias posibilidades. Puede ser una residencia situada en el mismo centro donde se imparte el curso de idiomas o en otro lugar de la ciudad. Habitaciones individuales, dobles o en grupo, baños privados o compartidos… prácticamente todo se puede elegir. Sin embargo hay varios puntos que coinciden. Por ejemplo, las zonas comunes, como la cocina. Esto otorga un mayor control al estudiante. Puede elegir qué comer y cuando. Los horarios son menos restrictivos. Podemos decir, por tanto, que la mayor ventaja de la residencia es la libertad e independencia.

Por otro lado, es mucho más fácil coincidir con otros estudiantes de diferentes países. Esto hará, siguiendo con el ejemplo de Inglaterra, que desarrollemos un inglés más vehicular para entendernos con gente de otros acentos. Es perfecto para coger fluidez y confianza, puesto que la interacción es constante. La principal desventaja es qué es más complicado obtener mucha intimidad o espacio propio.

 

Habitación compartida de Residencia en Estados Unidos

 

  – Hotel/Apartamento privado:

Esta opción, que si bien es menos habitual y obviamente de mayor coste, responde sobre todo a las necesidades de dos perfiles de alumnos. Uno, el ejecutivo o empresario que busca un curso de inglés (o el que fuere) de negocios en el que cuente con total libertad e independencia, donde su comodidad sea un pilar básico, y el del alumno/a que viaja con su familia o grupo de trabajo. La inmersión cultural es menor, pero la flexibilidad y personalización del curso es mucho mayor. Por supuesto, también es una opción muy válida para aquellos estudiantes que prefieren pagar algo más a cambio de intimidad y confortabilidad.

 

Apartamento privado en Canadá


Conclusión:

 

Elegir el alojamiento ideal para cada curso de idiomas en el extranjero es un paso muy importante. Considera no sólo los aspectos expuestos en este post, si no factores externos como puedan ser la época del año en la que vas a viajar o el clima del país en el que vas a hacer el programa. No es lo mismo, por ejemplo, un curso de inglés en verano en Malta, que uno en el invierno de Canadá. En el primero posiblemente sólo necesites una cama donde dormir por las noches puesto que durante el día estarás plenamente ocupado al aire libre, mientras que en el segundo quizás sea mas interesante invertir en un tipo de alojamiento que te proporcione la máxima comodidad posible ( pasarás mayor tiempo encerrado…)

En cualquier caso, te animamos a pensar detenidamente la mejor opción, puesto que puede marcar la diferencia entre una buena experiencia y una experiencia inolvidable. Y por supuesto, no dudes en preguntar a los encargados de gestionarte el curso. Que para eso están.

No Comments

Post A Comment

PEDIR MÁS INFORMACIÓN

¡Inscríbete o solicita más información sobre nuestros servicios! Si lo prefieres, también nos puedes indicar tu número de teléfono y te llamaremos tan pronto como sea posible.

X